Seleccionar página

PRINCIPIOS PARA ELIMINAR LA TRISTEZA DE TU VIDA

Una publicación por: Alejandro Chabán

Los principios:

  1. Verdad interna: vuelve a lo básico. Recuerda tu propósito, ¿porqué estás aquí? ¿porqué estás haciendo lo que estás haciendo?
  2. Conexión spiritual: Cuando nuestros pensamientos solo se centran alrededor de nosotros mismos, no hay una conexión. La vida significa tener retos.

¿Qué nos detiene de crear conexiones?

Pensamientos venenosos:

Reacción al pasado.

Imitar lo que ocurrió en el pasado.

Enfoque total en el futuro, estar obsesionado sobre el futuro y desconectado del presente.

Crear armazón, cerrarte a posibilidades.

Hacer cosas más importantes que simplemente existir.

¿Cómo conectar?

Mantén tu enfoque en el córtex frontal.

Aléjate del sistema límbico.

La oxitocina es una hormona ocultada por el lóbulo posterior de la glándula pituitaria, una estructura del tamaño de un chícharo en la base del cerebro. A veces se le conoce como la “hormona del abrazo” o la “hormona del amor” porque se libera cuando las personas se acurrucan o se unen socialmente. Para poder perdonar, necesitas sentirte culpable. Tienes que dejar de culpar a los demás y atraer la atención dentro de ti. Nuestra conciencia es la base bajo la cual se construye nuestra vida. Necesitamos llamar la atención sobre nuestra conciencia. 

Más conciencia = más sincronía

Principio de la vida: Todo, cada fenómeno se mueve de orden a desorden. Esta es la tendencia natural de toda existencia. Orden a desorden. Trae atención sobre el orden que sucede en tu cabeza. Si no prestamos atención a nuestra riqueza y éxito, volverán a su estado natural de desorden.

Miedo a perder, miedo a nunca hacerlo. El núcleo es el miedo.

Estrés sobre ingresos = decepción, ansiedad, estrés, frustración = MIEDO

Saca estos miedos de tu cabeza y entra en tu corazón.

Estado opresor: distorsiona tus experiencias en la vida. Luchando constantemente, imaginando problemas, en este estado sentirás carencia, todo lo bello desaparecerá. Resuelve el problema, que la mayoría de ellos ni siquiera existen. Cuando vivimos en un estado de miedo, nos enfocamos en problemas futuros porque vivimos en este estado que no diferencia entre la realidad y la alucinación. Cuanto más temes, más empiezas a obsesionarte con las personas o las cosas.

Obsesión: Estás extremadamente apegado. Hay una autoimagen que intentas proteger. Experimentas avaricia hacia las cosas o personas. Estás en un estado de comparación total con otros, en un lugar de desarmonía. Sientes culpa, sientes que no eres digno. Una vez que experimentas esto, comienzas a experimentar lucha. Comienzas a preguntarte: ¿por qué yo? En este estado de por qué te desconectas con todo lo que te rodea. Mueves el universo, la gente, Dios, fuera de tu vida en el momento en que te mueves a la desconexión. Te mueves en un estado de división; Te sientes separado del resto. Tu miedo te agarra más y tomas decisiones equivocadas y temes aún más.

¿Quieres conocer mi gran secreto del éxito?

¿Quieres aprender cuál fue ese cambio que le dio un giro completo a mi vida?

Comparte tu correo electrónico y te explico cómo empecé el camino de transformación en mi vida.

¡Este es el primer paso para tomar acción!

Your Gift is on the way!